Vinilos en tiempos de cuarentena

Publicado por Luis Torres en

vinilos en tiempos de cuarentena

Todo cambió desde la quincena de marzo de este año. De un momento a otro nuestro estilo de vida tuvo que ajustarse intempestivamente ante los caprichos de un virus que, literalmente, nos ha encerrado a cada uno de nosotros en nuestras casas.

Sin embargo, en una situación como esta, hay aspectos positivos que se presentan: pasar más tiempo con la familia, estudiar algo nuevo, retomar esa idea de negocio que siempre tuvimos, aprender a cocinar (¡finalmente!) o regalarnos un tiempo para disfrutar de nuestras aficiones.

Y es así como, sentado en el sillón de mi sala, ha sido un verdadero placer recurrir frecuentemente a una de mis más queridas pasiones: la música en vinilo. Sí, la música en long play y tornamesa. No hay experiencia más relajante que poner un buen disco de vinilo en casa y disfrutar del mejor sonido analógico mientras el mundo está batallando en el exterior contra una enfermedad que apenas conocemos.

Escuchar la música en vinilo tiene un sinnúmero de ventajas, pero la más importante es que el vinilo te permite tomar una pausa y darte el tiempo de disfrutar tu música al máximo, ya sea solo o en compañía. Reproducir un vinilo es un proceso que irremediablemente (y afortunadamente) conlleva a que nos sentemos y escuchemos cada canción de ese álbum que tanto nos gusta, mientras recordamos el primer momento en que lo escuchamos, las personas con las que lo compartimos o aquel recuerdo de infancia al que nos transporta repentinamente.

El vinilo nos regala también una calidad sonora diferente, superior, más pura, que recupera ese insuperable sonido de bajos, medios y agudos que el mundo digital ha castigado tanto a cambio de lograr masificar la música.

vinilos en tiempos de cuarentena

Se sabe que el coleccionismo de vinilos está de moda nuevamente, pero más que una moda es una tendencia marcada. El vinilo no ha regresado por obra y magia de una campaña de marketing vintage; el vinilo ha regresado porque necesitamos en nuestras vidas momentos que nos permitan disfrutar de las cosas que más importan, y una de ellas es la música.

Aprovechemos cada minuto que podamos en nuestras casas para conocer, disfrutar y compartir la música que más nos gusta en nuestra vida diaria y en comunidad. Hoy más que nunca, no dejemos de girar los discos. ¡Larga vida al vinilo!

Y tú, ¿Qué disco estás girando?


Compartir esta publicación



Publicación más reciente →